Delineando estrategias
Delineando estrategias
Delineando estrategias

Monitoreo y evaluación

Publicado por Juan Carlos Reséndiz, José Carlos Ortiz y Federico García

junio, 2024

Puntos Destacados:

  • En México, algunos de los efectos de la materialización de los riesgos identificados son la pérdida de clientes y la necesidad de realizar ajustes en la estructura organizacional
  • En Centroamérica se identifican la pérdida de clientes y la reconfiguración del modelo de negocio
  • El involucramiento de la Dirección General es clave para el éxito del programa de gestión de riesgos estratégicos

En México, los efectos de una posible materialización de los principales riesgos identificados son la pérdida de clientes (54%), la necesidad de realizar ajustes relevantes en la estructura organizacional de la empresa (50%), la reconfiguración del modelo de negocio (46%) y el propio desplazamiento del modelo de negocio por algún otro que tenga como base la digitalización o la automatización (39%).

Consulte la publicación Gestión de riesgos: redefinir prioridades para alcanzar el crecimiento sostenible

 

En Centroamérica, por otra parte, se señalan como principales efectos latentes la pérdida de clientes (60%) en primer lugar, la reconfiguración del modelo de negocio en segundo (55%), la necesidad de realizar ajustes relevantes en la estructura organizacional (51%) y el desplazamiento por modelos basados en digitalización o automatización en tercero (44%).

 

riesgos01

 

Dentro de las acciones contempladas para atender los riesgos, en México destaca que 39% de las organizaciones han implementado procesos de evaluación, monitoreo y gestión de riesgos estratégicos, mientras que en Centroamérica el porcentaje asciende a 46%.

 

riesgos02

 

Un proceso de estas características es como un traje a la medida, ya que no todas las empresas tendrán las mismas necesidades.

 

frase_resaltada_900-Monitoreo-y-evaluacion

 

Adicionalmente, 13% de las compañías en México y 7% en Centroamérica han implementado un proceso de evaluación, monitoreo y gestión con la asesoría de un tercero, y 31% en México (25% en Centroamérica) ha logrado identificar riesgos, pero su gestión no se ha implementado. ¿Qué impide que una cuarta parte de las organizaciones pongan en marcha una gestión oportuna, pese a haber identificado los riesgos?

 

En muchas ocasiones, la razón se limita a una falta de conocimiento o interés por parte de la Alta Dirección. En otros casos, el equipo de liderazgo ya mantiene un ejercicio de esta índole, pero no lo ha formalizado, lo cual es un paso adelante hacia la gestión integral y resulta positivo, así como el hecho de que ya existan empresas que empiezan a gestionar los riesgos con apoyo de un tercero.

 

A saber, 32% en México y 59% en Centroamérica afirman que han llevado a cabo evaluaciones, monitoreo y gestión de riesgos durante más de cinco años, destacando que 59% (tanto en México como en Centroamérica) considera que estos ejercicios proveen información oportuna para la toma de decisiones estratégicas en el Consejo de Administración o en reuniones de la Alta Dirección, aunque un porcentaje relativamente alto también opina que la información que proveen es parcial y podría ser más oportuna (30% y 38% respectivamente).

 

riesgos03

 

riesgos04

 

La evolución es lógica si se considera que, con el paso del tiempo, el proceso ha incorporado herramientas tecnológicas para una gestión más efectiva y ágil, lo que a su vez ha permitido abarcar el proceso de manera integral y realizar análisis más precisos en los que se pueden incluir indicadores clave de riesgo en tiempo real para definir acciones de manera proactiva o preventiva, en vez de reactiva.

 

Lo anterior también despierta el interés del Consejo y los líderes, quienes encuentran información valiosa en los resultados que las tecnologías arrojan y con base en la cual pueden sustentar decisiones estratégicas.

 

Cabe mencionar que el contar con herramientas para digitalizar o automatizar la gestión de riesgos debe perseguir fines específicos, siendo la alineación con los objetivos de la compañía el más importante de ellos; los riesgos más apremiantes para una organización no serán los mismos para otra, sino que estarán definidos por las metas estratégicas que cada una de ellas se haya planteado. Adicionalmente, realizar ejercicios de monitoreo, evaluación y gestión de riesgos aporta valor a la toma de decisiones, pues se trata de una actividad que permite identificar, además de amenazas, oportunidades que abonen a la consecución de dichos objetivos o metas.

 

*Todos los servicios profesionales son prestados por firmas miembro independientes, licenciadas y registradas de KPMG International.

 


¿Qué características debe tener un proceso de evaluación, monitoreo y gestión de riesgos?

Temas: Administración de Riesgos

Sobre el autor:

"Independientemente del tiempo que se lleve realizando este tipo de monitoreos, es fundamental que las empresas evalúen continuamente sus procesos, recurriendo incluso al apoyo de un tercero, pues esto también les ayudará a prevenir y evitar la ‘ceguera de taller’”.

Juan Carlos Reséndiz

Socio Líder de Asesoría en Gobierno Corporativo, Riesgo y Sostenibilidad

KPMG México

 

Líder de Asesoría en temas ASG del Clúster de México y Centroamérica*

 

 

Juan_Carlos_Resendiz_800x873

Sobre el autor:

"Lograr la participación conjunta en la identificación de los riesgos más apremiantes y tomar en cuenta el punto de vista de todos los equipos permitirá que la contención o mitigación se convierta en una tarea más sencilla”.

José Carlos Ortiz

Socio de Asesoría en Gobierno Corporativo, Riesgo y Cumplimiento

KPMG México

 

jose-carlos-ortiz

Sobre el autor:

"Con la participación de toda la organización, las actividades requeridas para gestionar los riesgos se podrán distribuir adecuadamente y el seguimiento será más oportuno y eficaz. Esto es lo que hace que un plan de gestión sea realmente fructífero”.

Federico García

Socio de Risk Advisory Solutions

KPMG Costa Rica

 

Federico-Garcia

 

¡Opine!