Delineando estrategias
Delineando estrategias
Delineando estrategias

Tecnología para la función fiscal en la nueva realidad

avatar

Publicado por Gustavo Gómez

abril, 2021

Puntos Destacados:


  • En muchas partes del mundo, como en México, la autoridad fiscal se ha convertido en un agente de cambio
  • La tecnología, habilitadora de la interconexión, ha permitido el intercambio de información, las interacciones sociales y el teletrabajo
  • Utilizar la tecnología adecuada para la función fiscal de las empresas ha dejado de ser un asunto de conveniencia para convertirse en un imperativo

La tecnología, que ha revolucionado a la sociedad de forma profunda a lo largo del tiempo, hoy sigue impulsando la transformación y la creación de nuevos modelos de negocio, permitiendo a las empresas hacer frente a las actuales restricciones de movilidad derivadas de la pandemia.

 

Descargue la publicación Perspectivas de la Alta Dirección en México 2021

 

El principal dispositivo para la comunicación hoy en día, el teléfono inteligente —que ha dado origen a la explosión de todo género de aplicaciones, con las que se llevan a cabo un alto volumen de actividades—, es un ejemplo de la interconexión y de la gran cantidad de datos que están al alcance tanto del usuario como de terceros.

 

FRASE_~1

 

 

El cambio tecnológico y la interconexión, que han incidido profundamente en la manera como se administran los negocios, aceleran la adopción de plataformas digitales más avanzadas tanto por parte de las empresas como de las entidades reguladoras.

 

Actualmente, la función fiscal se ha colocado en una posición estratégica en el ámbito global. En muchas partes del mundo, como en México, la autoridad fiscal se ha convertido en un agente de cambio, toda vez que ha venido implementando estrategias de fiscalización apuntaladas en la tecnología más que en recursos humanos, buscando ser eficientes y efectivos en el cumplimiento de sus metas de recaudación.

 

En este contexto, utilizar la tecnología adecuada para la función fiscal de las empresas ha dejado de ser un asunto de conveniencia para convertirse en un imperativo. Sin duda, responder manualmente, mediante el uso de hojas de cálculo, a requerimientos de la autoridad, involucrando un alto volumen de datos y procesos que no pueden ejecutar las personas sin ayuda de herramientas, implica gestionar un riesgo desde una posición de gran desventaja.

 

Actualmente, el país cuenta con un modelo de cumplimiento fiscal digitalizado en un alto porcentaje, con reportes de contabilidad electrónica, buzón digital tributario de los contribuyentes y emisión de comprobantes fiscales digitales por internet (CFDI). Este modelo pone a disposición de la autoridad fiscal una inmensa cantidad de datos en formato .XML que le permite establecer estrategias de fiscalización automatizadas. Por ello, las empresas necesitan estar preparadas ante un posible cuestionamiento por parte de las autoridades sobre los datos y las cantidades declaradas en materia de ingresos y deducciones, que es posible realizar utilizando los CFDI generados por el propio contribuyente.

 

Ante este escenario, las organizaciones requieren contar con herramientas tecnológicas acordes a la nueva realidad, que le ayuden a solventar puntos fundamentales como:

 

  • Descarga masiva de comprobantes digitales
  • Extracción y gestión de datos que se transforme en información valiosa para la empresa (extract, transform and load, ETL)
  • Visualización de datos e indicadores fiscales, teniendo al alcance de un clic la información y analítica relativa a dichos datos
  • Robótica para la optimización de procesos repetitivos

Una creencia generalizada es que la tecnología vendrá a desplazar a muchas personas, substituyéndolas por procesos automatizados más eficientes y de menor costo; no obstante, la tecnología, como poderosa herramienta, permite aprovechar el talento y contribuir al crecimiento del capital humano, desarrollando sus capacidades para actividades que agreguen más valor.

 

Los próximos años marcarán una brecha importante entre aquellas empresas que se adapten a los cambios y necesidades del negocio y su administración en materia de tecnología, procesos y mejores prácticas, y aquellas que no incorporen las herramientas requeridas para ser más eficiente y evolucionar.

 

El cambio no se detiene, por lo que estar preparados tecnológicamente para aprovechar las oportunidades de la nueva realidad, tendrá efectos importantes en la competitividad y prosperidad de los negocios.

 

Opine: ¿cuáles son las herramientas tecnológicas más adecuadas para la función fiscal de las empresas?

Temas: Estructura Financiera, Fiscal y Legal

¡Opine!