Delineando estrategias
Delineando estrategias
Delineando estrategias

Hacia una reactivación gradual de las empresas

avatar

Publicado por Celin Zorrilla

febrero, 2021

Puntos Destacados:


  • El semáforo de riesgo epidemiológico marca la pauta de varios indicadores económicos y, con ello, los retos del país
  • De acuerdo con la Alta Dirección, ¿cuáles son los desafíos más relevantes que encara México en 2021?
  • La mayoría de las compañías no regresarán a las estrategias de negocio previas a la pandemia

Previo al confinamiento, México enfrentaba un entorno económico mundial con un crecimiento del producto interno bruto (PIB) moderado y una perspectiva de repuntar gradualmente a largo plazo. El principal factor de riesgo era la desaceleración económica en Estados Unidos, la cual vaticinaba un debilitamiento del sector de manufactura.

 

Descargue la publicación Perspectivas de la Alta Dirección en México 2021

 

El confinamiento que hemos vivido a partir de marzo de 2020 es una contingencia que ha transformado la industria en México, y que posiblemente tendrá gran impacto en las siguientes generaciones.

 

Los indicadores económicos del país muestran una mejoría gradual. De acuerdo con la Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado: diciembre de 2020, realizada por el Banco de México, el PIB cerrará en -9.10%, una caída menos profunda que la esperada anteriormente, lo cual obedece a la reapertura gradual de los espacios públicos.

 

frase_resaltada_900px copia-Reactivacion-gradual-empresas

 

 

El semáforo de riesgo epidemiológico marca la pauta de varios indicadores económicos y, con ello, los retos que enfrenta el país. De acuerdo con los resultados del estudio Perspectivas de la Alta Dirección en México, el reto más relevante que encara México en 2021 es asegurar la confianza de los inversionistas para apuntalar el crecimiento económico (67%).

 

Asimismo, el segundo reto para apuntalar el crecimiento del país es minimizar los daños permanentes en el empleo y la planta productiva (55%). Debido a la contingencia sanitaria se perdieron más de 710,000 puestos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y 44% de la población ocupada en México (aproximadamente 24 millones de personas) se enfrenta al riesgo de sufrir reducción de horas o salarios, entre otras repercusiones, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo.

 

Es manifiesta la necesidad de garantizar la liquidez y el financiamiento de las empresas (46%), como tercer reto más relevante para México; seguida de contar con reguladores autónomos e instituciones sólidas (45%), entre las que destaca el Banco de México, que actualmente se encuentra en medio de un proceso de reforma; garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas (32%), y, finalmente, aprovechar cadenas de valor globales y la recuperación de la demanda externa (28%).

¿Cómo cambiarán las estrategias de negocio con la vacuna de COVID-19?

El tema de las vacunas aumenta su relevancia conforme pasa el tiempo, sobre todo, en cuanto a proyecciones de abastecimiento y distribución. Si bien el lanzamiento de vacunas contra COVID-19 supondrá un alivio ante la enfermedad, probablemente las consecuencias económicas persistan más tiempo.

 

A casi un año de haber iniciado el confinamiento, ocho de cada diez encuestados (81%) señalan que no regresarán a las estrategias de negocio previas a la pandemia, aun si la vacuna contra COVID-19 fuera aplicada en el primer semestre de 2021: 56% seguirá desarrollando un modelo híbrido entre lo físico y lo digital; 18% continuará con el modelo de operación desarrollado durante a la pandemia, y 7% realizará nuevas alianzas estratégicas.

 

Generar resiliencia, ya sea en modelos físicos, virtuales o híbridos, ha sido el tema más relevante de los 12 últimos meses, en medio de un ambiente de distanciamiento social, que modificó el comportamiento del cliente de forma abrupta.

 

Ante la diversidad de jugadores del mercado y la curva de recuperación ante la crisis que observará cada industria, más que considerar escenarios generalizados de cara a 2021, conviene segmentar con precisión la economía para identificar que ciertos sectores prevén un crecimiento significativo de sus ingresos, mientras hay otros que esperan que la contracción se mantenga, obligándolos a transformar los modelos de negocio; hay incluso industrias que, si bien disminuyeron su actividad en 2020, visualizan una progresiva recuperación a corto o mediano plazo.

 

Opine: ¿qué factores ayudarán a la recuperación de las empresas tras la crisis por la contingencia sanitaria? 

Temas: Perspectivas de la Alta Dirección

¡Opine!