Delineando estrategias
Delineando estrategias
Delineando estrategias

¿Cómo cambiarán los esquemas de trabajo en la nueva realidad?

avatar

Publicado por Víctor Esquivel

enero, 2021

Puntos Destacados:


  • Las habilidades y capacidades que hoy se requieren son distintas a las del pasado. Hoy se valora más la resolución innovadora de problemas y el análisis de datos, entre otras
  • A los retos derivados de la nueva realidad se suma la necesidad de asegurar un balance adecuado entre vida personal y profesional
  • Los equipos de trabajo multidisciplinarios internacionales se encuentran en una época idónea para compartir mejores prácticas y flujos de trabajo 

La situación actual ha obligado a las organizaciones a realizar un profundo proceso de transformación. Más importante aún, las ha encaminado hacia la optimización de sus operaciones; un cambio de paradigma conducido, eminentemente, por la digitalización de la empresa.

 

Descargue la publicación Panorama 2021. Cuatro prioridades en una nueva realidad

 

El reemplazo de mano de obra humana con robots es una tendencia desde hace varios años. De acuerdo con el World Economic Forum, las tareas más peligrosas serán delegadas a las máquinas y habrá encargados de equipos hombre-máquina para establecer los flujos de trabajo.

 

Sin duda, es primordial tener claro cuál es el reto en esta materia. La pregunta actualmente no es “¿Automatizar o no automatizar, y qué hacer con la fuerza laboral desplazada de su antiguo puesto de trabajo?”, sino “¿Cómo facilitar el aprendizaje del talento para que adquiera las nuevas capacidades que se requieren para incrementar el valor de las actividades que realiza?”

 

En este sentido, las habilidades y capacidades que hoy se requieren son distintas a las del pasado. Hoy se valora más la resolución innovadora de problemas y el análisis de datos, entre otras. Las tareas de la fuerza laboral deben enfocarse en favorecer la optimización, mejorar la eficiencia e imprimir excelencia en las operaciones, identificando inconsistencias para solucionarlas con mayor rapidez, minimizando el impacto en los procesos.

 

Asimismo, a los retos derivados de la nueva realidad se suma la necesidad de asegurar un balance adecuado entre vida personal y profesional. Una oportunidad al alcance de las organizaciones radica en que los esquemas de trabajo son más flexibles, pues permiten ajustar los horarios de una manera más productiva para las tareas propias de una persona, reduciendo o eliminando los traslados a las instalaciones de la empresa o los viajes de negocio, lo cual libera tiempo para la gente y evita desgastes innecesarios.

 

frase_resaltada_900px copiaEsquemas-de-trabajo-nueva-realidad

 

 

Esto hace imperativa la búsqueda de acuerdos laborales que se ajusten a las principales necesidades de los colaboradores; pues el trabajo a distancia que se implementó como respuesta a la necesidad de distanciamiento social, se mantendrá, por lo menos en parte, como elemento normal en la nueva realidad.

 

En este rubro, el desafío principal es mantener y elevar la productividad. Sin duda, la preocupación por ver reducida la capacidad del talento para alcanzar los objetivos del negocio se desvanece cuando el liderazgo de la empresa se concentra en la optimización del teletrabajo y sus numerosos beneficios.

 

La colaboración o integración del personal se tornan más complejos en el contexto actual. Por ello, los modelos híbridos que contemplan ciertas actividades a distancia y otras de manera presencial, harán que las oficinas o instalaciones de las empresas se transformen en espacios colaborativos de intercambio de ideas e innovación.

 

Los equipos de trabajo multidisciplinarios internacionales se encuentran en una época idónea para compartir mejores prácticas y flujos de trabajo, transfiriendo conocimientos altamente especializados gracias a las tecnologías de comunicación que, tras la aparición de COVID-19, han sido adoptadas como una necesidad, mientras que en el pasado eran vistas como una opción más para llevar a cabo encuentros, seminarios o reuniones de trabajo.

 

Estas capacidades incrementan la productividad y el valor de las tareas que realizan las personas. La escasez de especialistas debido a la demanda de ciertos servicios hoy cede el paso a las consultas en tiempo real sin la necesidad de traslados físicos, ya sean viajes internacionales o nacionales. También impacta otras áreas como la capacitación a distancia, el aprendizaje continuo, así como la generación, captación y aprovechamiento de ideas disruptivas entre profesionales de diversas regiones.

 

Aunque ya en años anteriores había industrias acostumbradas a contratar personal que colaboraba a distancia, una serie de situaciones, que en el pasado no eran comunes, se han generalizado en todos los sectores. Los hogares se han convertido en el espacio de trabajo; así que temas como la seguridad informática, confidencialidad o privacidad de datos habrán de obedecer a nuevos marcos regulatorios, principalmente, para gestionar los riesgos de manera adecuada. Este cúmulo de factores volvieron impostergable la legislación que regula el teletrabajo.

 

Los cambios en el mercado no se detienen, y las organizaciones avanzan ágilmente para adaptarse a la disrupción. La normatividad, que suele ir a la zaga, hoy busca avanzar en sus regulaciones para abarcar las nuevas formas de operar e interactuar de las empresas.

 

Opine: ¿A qué retos operativos se enfrentan las organizaciones y la fuerza laboral con la implementación del teletrabajo?

Temas: Perspectivas de la Alta Dirección

¡Opine!


Entradas Recientes: