Delineando estrategias
Delineando estrategias
Delineando estrategias

Tres tipos de innovación estratégica para sobrevivir a COVID-19

avatar

Publicado por Argenis Bauza

mayo, 2020

Puntos Destacados:


  • La colaboración y el intercambio de ideas para encontrar soluciones, aunado a la innovación tecnológica ha tomado relevancia en vía a hacer frente a la pandemia de COVID-19
  • ¿Cómo ser innovadores y permear esta cultura en la organización?
  • Conozca tres tipos de innovación y la manera correcta de utilizarlos en las organizaciones

Nunca como en estos momentos de crisis había cobrado tanta relevancia la capacidad de innovación en la comunidad global. Mientras se busca mitigar los efectos de la expansión de COVID-19, se ha fortalecido la colaboración y el intercambio prolífico de ideas para encontrar soluciones; han surgido acuerdos de asociación, y se han buscado nuevas vías para hacer frente con agilidad a la pandemia reinventando la forma de trabajar, todo ello con el apoyo de innovación tecnológica.

 

Consulte el documento Transformación digital. Disrupción exponencial: ¿por dónde empezar?

 

Las inversiones en investigación y desarrollo, la infraestructura moderna, el talento con habilidades digitales y las herramientas de alta tecnología, están demostrando ser pieza clave para el ecosistema de negocios, mientras las empresas buscan asegurar la entrega de sus productos y servicios en medio de la pandemia y mitigar el impacto económico y social de esta emergencia global.

 

frase_resaltada_900px-Tres-tipos-de-innovación-estrategica-para-sobrevivir-a-COVID-19

 

La innovación depende no solo de las competencias internas de las compañías, sino también de su interacción con otras partes interesadas, sinergia que permite transformar el conocimiento en valor para los clientes.

 

Aunque todas las organizaciones innovan de alguna u otra manera, no necesariamente lo hacen de forma sustentable y su impacto real no siempre es visible en los resultados del negocio. Además, muy pocas lo hacen con la agilidad que requieren cambios disruptivos como la pandemia de COVID-19.

 

Para que la innovación sea realmente una capacidad diferencial, una ventaja competitiva y factor de continuidad del negocio, resulta útil analizar y aprender de otras compañías que han innovado exitosamente, y no cometer errores o replicar acciones que pudieran representar un retroceso o quedar fuera de mercado frente a la disrupción, los nuevos modelos de negocio o cambios abruptos en la demanda. También es crucial retomar las experiencias de países, industrias y empresas que están encontrando mecanismos para sobreponerse a los efectos de la pandemia.

 

El estudio Benchmarking Innovation Impact 2020, realizado por Innovation Leaders y KPMG, muestra la perspectiva de más de 215 directivos en innovación, estrategia y R&D (research & development) en grandes empresas. Se enfoca en entender cómo las organizaciones asignan tiempo y recursos a diferentes tipos de actividades de innovación, clasificándola en tres categorías, que se han convertido en norma en todas las industrias, y que se explican a continuación:

1. Incrementales

A veces llamadas innovaciones core u horizon one (H1), estas sirven a clientes o mercados existentes, y pueden involucrar productos o servicios nuevos, mejorados, refinados o “incrementalmente mejores”. Estas innovaciones suelen estar estrechamente vinculadas al negocio principal. Ante COVID-19 vale la pena analizar qué están requiriendo los clientes y cómo mejorar su experiencia con productos y servicios superiores.

2. Adyacentes

A menudo llamadas horizon two (H2), generalmente implican la expansión a un segmento de negocios o clientes "adyacentes", para aprovechar la experiencia o las capacidades de la empresa de nuevas maneras. Es importante analizar las potencialidades de la empresa pensando “fuera de la caja”, y lograr salir de la zona de confort, detectando hacia dónde se está moviendo el mercado; cuáles son las tendencias y dónde pueden surgir nuevas oportunidades.

3. Transformacionales

A veces llamadas avance u horizon 3 (H3) o innovaciones disruptivas, implican la creación de negocios completamente nuevos para servir a nuevos mercados y clientes. Este es el estilo de innovación de mayor riesgo, ya que a menudo requiere nuevas capacidades y distribución. Un aspecto positivo es que impulsa el crecimiento de la empresa mediante el acceso a mercados o segmentos de clientes completamente nuevos. Esta forma de innovación resulta muy útil en momentos de crisis y disrupción, cuando la empresa debe reinventarse para salvaguardar su continuidad, como puede ser la situación ante la expansión de COVID-19.

 

El conjunto de datos de las compañías que son modelos a seguir indica que gastan menos tiempo y energía en innovación incremental (8% menos) e innovación adyacente (3% menos) y, en cambio, se dedican al trabajo transformacional. Eso puede ser el resultado de una clara definición de funciones y una misión para los equipos de innovación que trabajan junto a grupos de diseño, ingeniería o desarrollo de productos más tradicionales, ubicados en las líneas de negocio; o al hecho de contar con autorización y tiempo para desarrollar una cartera más inclinada hacia grandes cambios a largo plazo, o una mezcla de ambos factores.

Hacia una cultura de innovación estratégica

Crear una cultura de innovación de forma holística puede ser una tarea que lleve meses o, incluso, años; sin embargo, la agilidad con la que las empresas adopten esta ideología se reflejará en sus resultados y les permitirá hacer frente a crisis de diversa índole.

 

El estudio Perspectivas de la Alta Dirección en México 2020 indica que seis de cada diez compañías en el país (60%) enfocan la innovación de forma estratégica, haciendo que esta permee en todas las actividades de la organización, lo cual constituye el enfoque óptimo.

 

La innovación empresarial es una capacidad que no puede improvisarse, sino que debe planearse y ejecutarse de forma adecuada; esto permite que permee en la cultura de la empresa brindando los resultados de negocio deseados. Actualmente, la innovación estratégica es un imperativo para la supervivencia de la organización en un entorno cada vez más retador y cambiante en el ámbito global producto de COVID-19, entre otros factores.

Innovar unidos ante la pandemia

Algunas empresas están utilizando la innovación para colaborar en el combate frente a COVID-19 utilizando la inteligencia artificial para crear mapas de riesgo y propuestas de asignación de recursos. También se ha sumado el poder de las tecnologías de la información para que los investigadores comprendan mejor el virus, los posibles tratamientos y opciones de cura en un marco de colaboración internacional a través de COVID-19 High Performance Computing Consortium.

 

La convergencia de esfuerzos entre diversos actores: gobierno, academia, instituciones no lucrativas y empresas es tierra fértil para encontrar soluciones innovadoras a la crisis.

 

Por otra parte, el desarrollo de la inteligencia artificial y de software para establecer comunicación, utilizado por más de 18,000 marcas, ha permitido a sus centros de contacto trabajar a distancia. Estas herramientas han logrado estar a la altura de una demanda que creció 20% de mediados de febrero a principios de abril de 2020. La tecnología también ha hecho posible facilitar las transacciones financieras y la gestión de negocios volviéndola más ágil y sencilla, incluso en medio de estas complejas circunstancias.

 

La historia sugiere que una vez que superemos estos retos, los negocios buscarán recuperar su ritmo de crecimiento; posiblemente recurrirán a fusiones y adquisiciones, acuerdos de asociación y, sobre todo, reconocerán el valor de la cultura de la innovación, ponderando la creación de nuevos centros dedicados a esta.

 

Opine: ¿cuáles son los elementos clave que llevan a una empresa a convertirse en un ejemplo de innovación y agilidad?

Temas: Perspectivas de la Alta Dirección

¡Opine!