Delineando estrategias
Delineando estrategias
Delineando estrategias

Gestión de riesgos en la cadena de suministro

avatar

Publicado por José Ruiz

abril, 2018

Puntos Destacados:

  • Las cadenas de suministro son tan fuertes como su eslabón más frágil; con cadenas cada vez más largas y globalizadas, la variabilidad incrementa
  • Existen por lo menos dos factores generadores de riesgo: el efecto látigo y la incertidumbre
  • La gestión del riesgo en la cadena de suministro no debe dejarse al azar porque no hay jugador que esté exento del riesgo

¿Cuáles serían las consecuencias para una organización si no estuviera preparada para identificar riesgos potenciales y mitigar riesgos reales en la cadena de suministro

 

Consulte la publicación Prevención de fraude y corrupción en la cadena de suministro. Identifique al eslabón más débil

 

Hablar de riesgo significa que es posible que sucedan más cosas de las que en realidad sucederán. Las cadenas de suministro son tan fuertes como su eslabón más frágil; con cadenas cada vez más largas y globalizadas, la variabilidad incrementa y, por consiguiente, deben identificarse los potenciales puntos de ruptura y delinear planes de acción.

 

frase_resaltada_900px-gestion-riesgos-cadena-suministro

 

 

La visibilidad a lo largo de la cadena es fundamental para entender los posibles disruptores que impactan el desempeño de la operación y el resultado financiero de la empresa.

¿Cuáles son las fuentes de riesgo y su efecto?

Existen por lo menos dos factores generadores de riesgo: el efecto látigo y la incertidumbre. Desde cualquiera de los dos extremos de la cadena, pueden surgir cambios y alteraciones, ocasionando variabilidad y riesgos potenciales. Esto es el efecto látigo. La incertidumbre es resultado de la separación natural en el tiempo entre suministro y demanda. Ambos pueden generar riesgos que creemos conocer y otros que definitivamente desconocemos.

 

Aquellos riesgos que creemos conocer se derivan de nuestras interacciones con los jugadores en la cadena. También son resultado de lo que podemos estimar basado en información histórica. Los factores que no conocemos o que carecen de información histórica, pueden ser, variaciones operativas a lo largo de la cadena, comportamiento errático de la oferta y la demanda, o fenómenos naturales y otros como siniestros y terrorismo. Estos son algunos efectos:


  • Faltante de producto y disminución del ingreso; por ejemplo los impactos que fenómenos naturales han tenido en el sector automotriz
  • Incrementos al costo del producto, la escalada de precios por incremento en tipo de cambio puede ser hasta de 6% en base anual, misma que ya comienza a resentirse en los costos de adquisición en sectores como electrónica, generación de bienes de capital y autoservicio principalmente.
  • Calidad del producto: ante las presiones de tiempos de entrega cada vez más cortos, los fabricantes deben cumplir las prácticas de fabricación de acuerdo con estándares (certificaciones, buenas prácticas de manufactura). En industrias como la farmacéutica y de alimentos, esto es condición indispensable, lo que influye en el costo del producto y tiempo de entrega.

El siguiente esquema sirve de guía para identificar factores de riesgo en la cadena de suministro, así como sus potenciales efectos:

 

Esquema 1

 

Conforme nos vamos moviendo de un extremo a otro, las medidas de comunicación, intercambio de información así como mecanismos y criterios de identificación y mitigación de riesgo deben incrementarse y formalizarse. En el centro del diagrama, se aprecian los efectos del riesgo mencionados.

¿Cómo gestionar los riesgos en la cadena de suministro?

Una vez conociendo las fuentes de riesgo, se recomienda abordar un enfoque práctico y sistematizado para la gestión del riesgo, cubriendo todas las áreas y subprocesos dentro de la cadena de suministro, de acuerdo al siguiente esquema:

 

Esquema 2

 

De acuerdo con el estudio “Supply Chain Risk Management” de KPMG International, en el que se incluyen empresas de los sectores minero, automotriz, telecomunicaciones, aeroespacial y de cuidado de la salud, entre otros, se revela que las mayores preocupaciones de percepción de riesgo por parte de la alta dirección giran en torno a rupturas en el suministro, protección de la propiedad intelectual y la disponibilidad de personal calificado para operar los diversos eslabones en la cadena de suministro.

Medidas para gestionar los riesgos

Es necesario preparar a las organizaciones para las eventualidades: contar con los mecanismos internos como políticas, procesos y procedimientos, así como un comité interno de riesgos con su esquema de gobierno y comunicación, representa una póliza no económica para la empresa.

 

La gestión del riesgo en la cadena de suministro no debe dejarse al azar porque no hay jugador que esté exento del riesgo. Contratos, seguros, coberturas, fianzas, entre otros, son mecanismos de protección y reacción fundamentales que requieren un plan estructurado para su ejecución en tiempo y forma, como acción correctiva o de contención.

 

Los planes de gestión de riesgos que parten de una metodología formal, estructurada y probada, no nos eximen de la posibilidad del riesgo, pero si nos preparan para afrontarlo. Ya sea mediante desarrollo interno de personal enfocado en gestión de riesgo o bien con apoyo de asesoría externa, es importante definir su política interna y plan integral de gestión de riesgos. Recuerde siempre la ruta crítica expuesta: clasificar, medir y monitorear.

 

Opine: ¿qué acción es fundamental para prevenir o mitigar los riesgos en la cadena de suministro?

Temas: Administración de Riesgos

¡Opine!